Ángeles Saura, Departamento Enseñanza Artística UAM: «Educar con las TIC supone hacer muchas horas extra»

Ángeles Saura, Departamento Enseñanza Artística UAM

El tiempo y esfuerzo que requiere la docencia empleando las nuevas tecnologías resulta ingente para los profesores, y empieza a saturar a los alumnos. Algunos docentes, como Ángeles Saura, reivindican que se reconozca ese esfuerzo personal y se ajuste a la jornada laboral.

Actualmente, muchas universidades españolas emplean las TIC con asiduidad: disponen de página web en la que los alumnos consultan su historial académico o realizan su matrícula, ofrecen cursos virtuales y se comunican con sus alumnos a través de la Red. Ángeles Saura, artista visual y profesora de la Facultad de Formación y Educación del Profesorado de la Universidad Autónoma de Madrid, repasa para tye la relación actual de las facultades con las TIC y cuál es la labor que realiza el profesor para no quedarse atrás en la utilización de las nuevas tecnologías.

—¿En qué situación está la universidad española en relación al empleo de las TIC?

—Se observa una tendencia creciente a la virtualización de cursos así como la incorporación cotidiana del uso de las abundantes herramientas que ofrece la web 2.0. Son muchos los profesores universitarios que tienen su propio blog o bitácora. Además, desarrollan su docencia con el apoyo de un blog de aula donde los alumnos pueden hacer comentarios y también plantear dudas a través de foros abiertos o privados. Los profesores más innovadores empiezan a usar con fines docentes las plataformas sociales como NING, Facebook o Twitter, pero esto no es lo habitual. De todas formas, todavía hay algunos docentes que se limitan a colgar documentos de texto y presentaciones de diapositivas en su página personal (se las ofrece cada Facultad), pero son muchos los que cuelgan también vídeos e incluso se animan a impartir enseñanza abierta a distancia usando Campus Virtuales con formato WebCT o Moodle, entre otros.

—¿Qué herramientas se emplean actualmente?

—En la Facultad de Formación y Educación del Profesorado de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM), todas las aulas cuentan con ordenador, cañón proyector y conexión a Internet. Casi todos los profesores hacemos uso de presentaciones en formato digital, utilizamos nuestra página HADOR o página personal para comunicarnos con los alumnos y las tutorías presenciales se complementan con el uso del correo electrónico para la resolución de dudas o apoyo al estudiante.

«Los profesores más innovadores empiezan a usar con fines docentes plataformas sociales como NING, Facebook o Twitter, pero esto todavía no es lo habitual»

Pero vivimos una época de transición digital. Los alumnos lo llevan con absoluta naturalidad y los profesores no tanto. Por ejemplo, acabamos de estrenar nueva interfaz en la plataforma de la UAM: es tal el volumen de información a la que podemos acceder desde allí que algunas veces no encontramos lo que buscamos. Esto supone un problema igual para profesores y alumnos. Muchos compañeros necesitan urgentemente desarrollar sus competencias digitales y no disponen de tiempo para ello, lo que les causa bastante estrés.

—¿Cómo están haciendo frente a esta situación?

—La digitalización de los contenidos de las asignaturas que impartimos, la atención mediante email a los alumnos y el mantenimiento de nuestros espacios virtuales docentes nos supone un gasto de energía y tiempo que es muy difícil de contabilizar. El tiempo TIC no se contempla en ningún cuadro horario y no está remunerado.

Seguimos dando clases presenciales pero también a través de la Red. Y es que, tras un entusiasmo inicial motivado por la curiosidad ante el desarrollo tecnológico, nos encontramos ahora en una fase de sentimiento de cansancio y falta de motivación. Lo que hacíamos por iniciativa propia ahora hay que hacerlo por obligación, a petición de nuestro gobierno, centro educativo o de los propios alumnos, cada vez más acostumbrados a la comunicación enREDada y al feedback.

Muchos profesores necesitamos urgentemente el reconocimiento de nuestro esfuerzo personal en este terreno para beneficio de nuestra salud física y mental. En este momento son muchas las horas robadas a la familia o al sueño porque educando con TIC hacemos muchas horas extras.

Algunos alumnos también manifiestan su disgusto por el exceso de información que reciben. Después de asistir a clase, les llega por correo un documento PDF, la presentación de diapositivas que hizo el profesor, un test de evaluación o las instrucciones para un trabajo. Si tienen cinco clases en un día y unos cuantos profesores hacen lo mencionado, no es de extrañar que se puedan sentir saturados.

—¿Cómo crees que podría mejorar esta situación?

«Necesitamos recursos digitales espectaculares: pantallas gigantes del tamaño de una pizarra, imágenes multimedia y acceso a YouTube»

—El tiempo es limitado y las cuentas echadas para el diseño de asignaturas en formato ECTS (plan Bolonia) no salen. ¿Qué podemos hacer? Es el momento de ofertar horas de clase presenciales inteligentes y motivadoras. Los profesores necesitamos recursos digitales espectaculares que hagan competencia a los mass media de los que disfrutan los estudiantes en su hogar. Necesitamos pantallas gigantes del tamaño de la pizarra, imágenes multimedia y audiovisuales y acceso a YouTube sin problemas. Necesitamos recursos digitales interactivos que permitan a los alumnos interactuar y trabajar colaborativamente, ser protagonistas de su propio aprendizaje guiados por el docente experto en su materia pero también competente en el uso de las TIC.

—¿Cuáles son las principales dificultades para la introducción de las TIC en las aulas?

—El número y la variedad de nivel dentro del grupo de alumnos. En función del tamaño, el profesor podrá desarrollar todas sus nuevas destrezas docentes o no, aplicar toda su creatividad o conformarse con aguantar el tipo como pueda, mientras pueda. En este momento los ordenadores empiezan a sobrar en algunos centros. La interactividad, la emoción, necesita espacio y tiempo, quizá sea eso lo que más necesitamos ahora.

Comentarios cerrados.

Diseñado por www.2creations.com