Los 10 elementos imprescindibles para la efectividad de un proyecto de mochila digital

  • La inclusión de las TIC en el aula es un proceso complejo pero necesario para la mochila digital

Cada verano abundan las noticias de distintas consejerías de educación sobre nuevos programas de aplicación de las TICs para el próximo curso. También, sobre la ampliación del número de centros incursos en programas de implantación de la mochila digital.  Desde que en 2009 arrancara el programa Escuela 2.0 del Ministerio de Educación para financiar conexiones y portátiles para los estudiantes se han conseguido muchos avances. Sin embargo, no se han cumplido las expectativas de muchos españoles; sobre todo de los amantes de la tecnología en las aulas.

mochila digital

Stephen England, Dr. de la empresa StudyPlan, explica donde recae la efectividad de los proyectos de mochila digital; algunos relacionados con la disponibilidad de recursos tecnológicos, y otros con un cambio metodológico que promueva la participación directa de los alumnos. Este decálogo recoge los factores necesarios para alcanzar el éxito en la implantación de un proyecto de mochila digital.

  1. Buena conexión a internet. Estudio previo del número aulas y de alumnos que pueden requerir una conexión rápida y efectiva a la red. Se recomienda acceso a internet de banda ultrarápida igual o superior a 100 Megabits por segundo.
  2. Una tableta para cada alumno y un lugar adecuado para su almacenamiento y carga cuando concluya la clase. Los programas de algunos centros contemplan una por cada dos o tres alumnos, pero esto no es lo ideal.
  3. Pizarras Digitales eficientes. Las primeras PDIs con proyectores de corta distancia ya están siendo sustituidas por los actuales displays táctiles de gran formato*. A modo de tablet gigante, permiten a varios alumnos a la vez interactuar con ellas tocando la pantalla.
  4. Un sofware de control para docentes que permita la participación de cada alumno en un entorno colaborativo. Los profesores deben poder visualizar desde su ordenador las pantallas de las tablets de cada alumno. También, permitirles que la compartan con el resto de la clase mostrándola en la PDI. Así mismo, debe haber un software que controle el acceso a internet de todos ellos para preservar su seguridad.
  5. Recursos educativos digitales que recojan los contenidos curriculares vigentes y puedan editarse con las adaptaciones que necesite hacer cada profesor. Una versión online de los actuales libros de texto es suficiente; es necesario que, de la mano de esos recursos, los alumnos puedan participar en la búsqueda de contenidos, completar los ejercicios, autoevaluar su asimilación, etc.
  6. Formación del alumnado. Aunque la mayoría de programas educativos online son muy intuitivos, no todos los alumnos cuentan con las mismas competencias.
  7. Formación del profesorado. La formación docente en la aplicación de las nuevas tecnologías en la educación requiere programas de trabajo continuado y exhaustivo.
  8. Apoyo de las instituciones educativas que deben liderar los programas de implantación de las TICs en todos los centros. Realizar evaluaciones permanentes, y con la dotación y optimización de los recursos necesarios.
  9. Implicar a los padres en el proceso de cambio. Es importante que los padres conozcan los programas educativos que desarrolla el centro. Con ello se pretende trasladar a sus hogares los objetivos y métodos aplicados en los mismos.
  10. Cambio del modelo pedagógico. Al tratarse de un elemento estructural del sistema educativo es el más difícil de implementar. Requiere la implicación conjunta de todas las instituciones, y de los docentes y de un importante esfuerzo para dar a cada alumno un papel mucho más activo dentro de su propio proceso de aprendizaje.

“La implantación de la mochila digital en el día a día de los colegios es un proceso largo y costoso. Conlleva una importante inversión económica para la adquisición de hardware, software y para el acceso a internet de banda ultrarápida. Pero, lo más costoso, y a la vez más importante, es el cambio metodológico necesario. En él deben implicarse todos los actores”; así manifiesta Estephen England, su opinión al respecto de inclusión de la tecnología en el sistema educativo.

Sobre Legamaster

Legamaster es la división de soluciones visuales de comunicación de edding AG, el principal fabricante de rotuladores de alta calidad de Europa. Desde hace casi 50 años Legamaster ha apostado por productos de gran calidad y soluciones a las últimas tendencias y desarrollos de la tecnología aplicada a la comunicación. Ergonomía, durabilidad, innovación, calidad y robustez para entornos escolares definen la amplia oferta de Legamaster donde puede elegir entre más de 1.300 artículos, desde chinchetas y rotuladores de colores hasta PDi’s polivalentes y displays interactivos táctiles de gran formato. Los productos Legamaster están disponibles en España a través de la empresa StudyPLAN.

Edding es un fabricante con una larga historia y cuenta con dos plantas de producción propias en Europa y otras 3 en América del Sur. Su amplia red de distribuidores en cuarenta países comparte el objetivo común de proporcionar al usuario educativo instrumentos profesionales y diseñados especialmente para la comunicación.

Comentarios cerrados.

Diseñado por www.2creations.com