La pizarra digital en educación especial

pizarra digital educacion especialUn alumno con necesidades educativas especiales presenta mayores dificultades que el resto de sus compañeros en el aprendizaje, para compensarlas necesita ciertas adaptaciones de acceso significativas. Las necesidades educativas especiales son temporales o permanentes y a su vez, pueden ser debidas a causas físicas, psíquicas, sensoriales, afectivo –emocionales o inadaptación (cultural, lingüística, etc.).

De unos años a esta parte, la pizarra digital ha ido tomando su lugar central en la clase, y hemos comprobado que para los niños con necesidades educativas especiales es un recurso motivador, y no discriminador, capaz de adaptarse a las necesidades del alumnado. Si estamos acostumbrados a trabajar con alumnos de necesidades diferentes entenderemos muchas de las razones por las que las TIC se adentran en la educación de manera exitosa. En este caso, hablaremos de la pizarra digital y de todo aquello que nos ofrece:

– Novedad: sabemos que el mejor comienzo de un recurso educativo es que sea novedoso para nuestros alumnos.

– Captar y centrar la atención: Está dando muy buenos resultados al trabajar con herramientas especificas y con la diversidad de lenguajes que pueden ser utilizados en niños con trastornos, necesidades o déficit (como por ejemplo Tdah).

– Independencia y auto-concepto: Desde edades muy tempranas el niño puede poner en funcionamiento parte del mecanismo, favoreciendo y estimulando su independencia, autoestima y mejorando la interacción.

– Diversidad de lenguajes: El lenguaje icónico, verbal, visual, etc. están siendo un gran apoyo a la hora de trabajar la comprensión de diferentes conceptos más abstractos, como por ejemplo los conceptos temporales.

– Motivador: Se nos proporciona una gran variedad de colores y sonidos con movimiento que podemos enlazar. Es un simple proceso rutinario que afianza la confianza en el aprendizaje del pequeño, ayudándose de características como la paciencia (aumento de repeticiones), el refuerzo positivo (en los pasos que el niño hace en la Pdi/ordenador) o la interactividad.

– Adaptabilidad: Permite que los contenidos sean adaptados a las necesidades que el profesorado se va encontrando en el aula (desde zoom de objetos que no pierden sus propiedades hasta sonidos o lenguajes icónicos que apoyarán nuestras explicaciones.) De esta manera, las clases serán más abiertas para adaptar los contenidos y ser modificados durante su proceso.

Más adelante veremos y analizaremos todas estas ventajas por áreas. Estad atentos.

Lara Romero  – Pedagoga del departamento de formación de StudyPLAN

3 Responses to “La pizarra digital en educación especial”

  1. Me ha gustado mucho el resumen realizado. Desde hace mas de medio año, Azarbe se ha subido al tren de las nuevas tecnologías, sabíamos que las PDIs era lo ideal para la enseñanza, pero no habíamos visto los alumnos con necesidades educativas especiales.
    Muchas gracias.

  2. Gracias por el comentario, Antonio. La verdad es que resulta muy interesante para alumnos con necesidades especiales. Por ejemplo ayuda notablemente a personas con espectro autista, ya que les permite relacionarse con mayor facilidad con contenidos educativos digitales, si se compara con el método tradicional. Es más sencillo adaptar los contenidos, capta más su atención y les estimula más.

  3. […] Aprovecho para enlazar un artículo relacionado con uso de PDi en educación especial publicado hace poco el revista TECNO-ENTUSIASTAS. […]

Diseñado por www.2creations.com