Un CEPA pionero en el uso de las TIC

Un CEPA pionero en el uso de las TIC

Los docentes del CEPA Sierra de Guadarrama nos cuentan cómo las nuevas tecnologías les hacen la vida un poco más fácil.

Fresca, más bien fría, una mañana de finales del verano nos conduce hasta el Centro de Educación de Personas Adultas (CEPA) de El Boalo, en la Sierra Oeste de Madrid.
«Las nuevas tecnologías son una motivación para el alumno»

Alberto Pardo, director del CEPA Sierra de Guadarrama

— ¿Qué ha supuesto la introducción de las TIC en su centro?

Un paso fundamental para motivar al profesorado y conectar con las tendencias del alumnado, por ejemplo con los jóvenes de Secundaria, muy habituados a lo virtual y muy poco a los planteamientos discursivos y unidireccionales.

— ¿Cómo las han acogido los profesores?

En nuestro Centro han tenido una muy buena acogida, sobre todo por el profesorado estable, es decir, aquel que permanece en el Centro año tras año, ve en ellas un aliado importante.

— ¿Están las Administraciones invirtiendo en el proyecto de aula 2.0 con la velocidad suficiente?

Hacen falta proyectos a medio plazo, por supuesto que también mucha más inversión desde la Administración.
El centro representa a la perfección las dificultades a las que se enfrentan los centros educativos de las zonas rurales: escasa población, dispersión geográfica de las instalaciones y movilidad del profesorado. Unos obstáculos que los profesores del CEPA Sierra de Guadarrama vencen diariamente gracias a la incorporación de las nuevas tecnologías.

Desde hace 2 años, el centro cuenta con varios ordenadores portátiles y 4 pizarras digitales interactivas eBeam®, que están revolucionando la manera de impartir los contenidos educativos en un entorno tan particular. Alberto Pardo, nos resume la idea en pocas palabras: “Las TIC nos permiten afinar más los objetivos y, sobre todo, la metodología, para que de verdad sea participativa, interactiva, vinculada al entorno, y que tenga en cuenta cuestiones como los conocimientos previos o la atención a la diversidad”.

A escasos metros, el secretario del centro, Juan Carlos Ortiz, comparte con nosotros sus impresiones. Es un firme partidario del uso de pizarras digitales en las aulas y su experiencia avala que, en centros atomizados como los de la Sierra de Guadarrama, la conectividad es esencial: “Nos gustaría llegar a tener hasta diez PDi, una por centro, ya que nuestro CEPA atiende a nueve sedes. Nosotros integramos en su momento el correo electrónico para todo y las pizarras son una herramienta más para trabajar de manera dinámica e interactiva. Es esencial que las instituciones entiendan la importancia de las TIC para estos pequeños centros tan fragmentados”.

En la clase
«La herramienta en sí es intuitiva y fácil de usar. Tengo que profundizar aún más en contenidos, pero la verdad es que hace las clases muy entretenidas»Bajo la atenta mirada y guiados por la formadora Lara Romero de Studyplan, los 18 profesores del colegio intentan ponerse al día en el uso de las PDi de eBeam ®. Sólo tres de los profesores asistentes, han utilizado regularmente estas pizarras en sus clases durante el curso anterior, por lo que la curiosidad y el miedo a hacerlo mal asoman a partes iguales en sus rostros. “Ya utilicé la pizarra el año pasado con mis alumnos”, comenta Sonia. “Mi experiencia fue muy buena, pues el software es muy sencillo y la herramienta en sí es intuitiva y fácil de usar. Tengo que profundizar aun más en contenidos, pero la verdad es que hace las clases muy entretenidas”.

A medida que la formación avanza, los profesores aprenden conceptos básicos de instalación y calibración de la pizarra de manera práctica. Se profundiza en el manejo del software y se accede a las diferentes posibilidades de uso que nos brinda. Los profesores probaron las posibilidades que ofrece la pizarra al trabajar con aplicaciones diferentes, con archivos creados desde nuestro propio material (Word, ppt, imágenes, vídeos, animaciones Flash…) o trabajando directamente desde la web. De esta manera, ellos mismos descubrían su fácil utilización, el manejo de las diferentes herramientas, las ventajas que ofrecen y la sencillez del software. Entre las ventajas de trabajar con la PDi eBeam®, los profesores se quedaron encantados con una de las herramientas del propio software de la pizarra: las «clases compartidas». Con esta función, a través de internet podremos compartir lo que estamos haciendo en la pizarra con alumnos u otros profesores a distancia en tiempo real.

Nuevos métodos
Alberto Pardo, nos resume al final de la jornada las ventajas de utilizar la PDi eBeam®: “Permite potenciar el trabajo en grupo y concebir el centro educativo como una comunidad, al trabajar en red y construir el conocimiento colectivamente. Las clases son más entretenidas y ligeras y, al alumnado de mayor edad, le supone salir de una cierta marginación tecnológica”. Sobre la dificultad de su uso y aprendizaje, Alberto asegura que “Como todo lo novedoso, nos obliga a experimentar, empezando por recursos y procedimientos sencillos. Obviamente el miedo existe y la desconfianza también, pero el miedo se vence con la formación y el entusiasmo, y la desconfianza con el diálogo y la experimentación”.

One Response to “Un CEPA pionero en el uso de las TIC”

  1. Ana Laura dice:

    Poco a poco las TIC se van incorporando a las aulas, para bien o para mal. De momento mi experiencia es bastante positiva (doy clases en un ciclo formativo de grado medio), pero hay que controlar muy bien a los alumnos, porque si no se distraen con otras cosas.

Diseñado por www.2creations.com